miércoles, junio 04, 2008

Deberíamos de aprender de esos "salvajes, incultos".

Hemos visto la película Derzu Uzala “El cazador”. Una joya del cine, del director japonés Akira Kurosawa. No nos ha dejado indiferentes porque Derzu Uzala supone un mensaje que es contrapunto a cómo tratamos hoy día a la Naturaleza. “Yo soy gente,” exclama el cazador cuando se encuentra por primera vez con Areseniev en la taiga siberiana rusa, allá por 1902, y el sol, el agua, la luna, el viento, el fuego, los animales de la taiga … también son gente, gente buena. La película transmite serenidad y armonía, pero también tristeza y amargura. El personaje del cazador está lleno de confianza, desinterés y altruismo; siempre piensa en gente que pueda ser ayudada.


Una lección poética, que nos hace recordar el testimonio del jefe indio Seattle de la tribu Suwamish, encontrado en la carta que envió en 1855 al presidente de los Estados Unidos Franklin Pierce en respuesta a la oferta de compra de las tierras en donde vivían.



Esta poética lección nos recuerda que la vida es sencilla y vulnerable, y que todo lo que hacemos a la Tierra nos lo hacemos a nosotros mismos. Todo está entrelazado. No hay lugar en nuestras ciudades en donde se pueda escuchar el aletear de las alas de un insecto...
Deberíamos de aprender de Derzú Uzala, del Indio Seatle,… de esos “salvajes incultos”.

Yo prefiero mil veces sus enseñanzas, llenas de frescura, sinceridad, compromiso y humanidad , que los discursos que el 5 de Junio Día Mundial del Medio Ambiente, saldrán en todos los medios en pro de la cacareada “sostenibilidad”, sobre todo porque la mayor parte de los discursos teóricos se contraponen a las prácticas insostenibles de quienen los protagonizan.


2 comentarios:

  1. accion sostenible5 de junio de 2008, 9:51

    Nos complace leer esta clase de comentarios en temas de "medioambiente".
    Vuestra reseña es natural y "sostenible" por cuanto aporta un deseo sincero "del corazón". Esta es una excelente manera de comunicar algo que no se puede ver con los ojos, pero que está más viva de lo que muchos se creen.

    ResponderEliminar
  2. SI, Acción Sostenible. Como decía Derzu Uzala: "Veis pero no mirais".
    Y es que son los ojos del corazón son los que hay que abrir para mirar más allá. Para mirar distinto nos hace falta educar la mirada.

    ResponderEliminar